Necesito ser un líder

Necesito ser un líder



Hace 20 años que obtuve mi primer puesto directivo, ¡Cómo pasa el tiempo!

Recuerdo bien, mi jefe me pidió que me presentara en la dirección general; al llegar, él no estaba ahí. No tuve que esperar, entré directamente con el director general de la empresa quien conversaba con dos directivos de uno de nuestros clientes principales. Se fraguaba un nuevo proyecto, me senté y escuché atentamente.

La conversación continuó por una hora más y con el transcurrir de los minutos entendí la trama. Me preguntaban como experto en la materia y me pedían explicara el funcionamiento, los procesos, los resultados esperados, el alcance e incluso el ROI, en verdad me concentré y fui lo más sincero posible. Exactamente no sabía para qué me habían llamado. Al terminar la reunión el director general me pidió que presentara una propuesta para dirigir el proyecto a la mañana siguiente.

La propuesta la puse sobre su escritorio a las 7:30, sin dormir pero con mucha expectativa. Tenía un año que estaba solicitando una oportunidad; me había esforzado por demostrar que sabía y que, en realidad, quería crecer en la empresa. Lo había conversado con mi jefe en varias ocasiones, incluso con el director de Recursos Humanos. Todo ese tiempo intenté dar mi opinión sobre aquello que pasaba por mis manos y estudié continuamente para estar actualizado.

Ese día inicié un camino distinto, tenía una oportunidad concreta pero no sabía cómo hacer una propuesta, cómo estructurarla, así que utilicé lo poco que tenía de sentido común (con los años creo que lo he pedido por completo). Escribí las razones, la forma en que debería funcionar y el por qué era una gran idea. Mi propuesta fue muy criticada y creo que hice 10 versiones. En aquel momento me parecieron muchas. Hoy sé que fueron pocas y que pude haberla mejorado mucho más. En fin, inicié un nuevo camino lleno de retos, días amargos y también recompensas.

Creo que lo mejor de todo ha sido convertirme en un líder. Primero de un pequeño equipo, después de una gran cantidad de personas, después de un área y al final de un proceso, de una responsabilidad, de una idea.



Los primeros meses fue muy complicado, tenía que dirigir un equipo y demostrar resultados. Mi sentido común ya no fue suficiente y la frustración se apoderaba de mí un día sí y otro también. Mi equipo esperaba claridad, así que tuve que hacerme de estrategias de liderazgo para que todo saliera bien. Esto es lo más importante: no todos nacemos líderes. Es más, no conozco a un buen líder que hubiese nacido así. Los mejores líderes han estudiado técnicas y estrategias, han practicado y escuchado a su equipo, son humildes, firmes y muy disciplinados.


Recuerdo en mi segunda reunión de Staff (porque en la primera fui un desastre total), observar, en cámara lenta, a otros gerentes y directores. Parecía que todos tenían perfectamente bajo control todas sus responsabilidades. Hoy entiendo que no era así. Algunos de ellos estaban en la misma situación que yo, algunos desesperados, otros preocupados. Pero los que más me llamaron la atención fueron dos en particular en el área de ventas.

Ya tenían varios años en la empresa, confiaban en ser piezas clave, hacían bien su trabajo y tenían a su cargo al menos a doce personas con distintos perfiles. En las reuniones presentaban ciertos logros, con el tiempo me fueron surgiendo más y más dudas al respecto de su desempeño. Entendí que retomaban el trabajo de su equipo sin dar crédito a nadie, lo que implicaba que no tuvieran certeza de lo que mostraban; su estrategia era débil y el crecimiento no era de su interés, las cosas se mantenían sin nuevas ideas o retos. Una colección de malas prácticas de liderazgo.


El camino para convertirse en un excelente líder se forja día a día; requiere de reconocer, estudiar y adquirir estrategias de liderazgo en forma permanente. Además de la reflexión continua y mucha disciplina.

Desde entonces me quedó claro que tener un puesto directivo no es lo mismo que ser un líder. Pero hay que entender el por qué y poder reconocer las características del liderazgo.

En el curso de Innovateca sobre Liderazgo he encontrado los elementos fundamentales que toda persona que se inicia en este camino debe reconocer e interiorizar. Me hubiera servido mucho en aquellos años.


¿Quieres saber más?
 
Whatsapp:

Facebook messenger:







Conecta con nosotros: